El horror que no sale en las noticias

13 febrero 2017

El otro día alguien a quien quiero y admiro profesionalmente me contó algo que me estremeció y le pedí permiso para contarlo aquí. Va tal cual porque no hay palabras.

En un colegio de infantil y primaria, un niño de cinco años está fuera de clase con su profesora porque está gritando y pegando. De hecho cuando ella se acerca está tirado golpeándose con la cabeza en el suelo. La orientadora se inclina, lo abraza y lo sostiene hasta que el niño se va calmando poco a poco. Tiene cinco años.

Cuando ya puede hablar tiene lugar la siguiente conversación:

– Cariño, ¿estás mejor ya?

-…

– Un día de estos te voy a llevar a pasear por la playa juntos, te apetece?

– Un día no, muchos.

– Vale- sonríe- Pero tendremos que avisar a tu madre, que si no se preocupara, y dirá “¿dónde está mi hijo?”.

-No lo dirá. Mi madre no me quiere.

– …¿Cómo lo sabes?

– Estas cosas se saben- dice el niño mientras le mira con expresión de quien dice algo obvio- No me quiere.

– Pero sabes que yo sí te quiero, verdad? ¿Cuánto crees que te quiero? ¿Así- señala entre dos dedos muy pegados- así- un poco más alejados- o así- entre las dos manos?

– Así- dice el niño, poniéndose en pie con los brazos abiertos de par en par y abrazándola de nuevo.

– De todos modos, mi madre me va a llevar al médico- dice el niño.

– ¿Ah, sí? ¿Por qué? ¿Estás malito?

– Sí.

– ¿Qué te pasa? ¿Te duele la tripa?

– No.

-¿Tienes fiebre?

– No.

-¿Entonces?

– Me va a llevar al médico porque estoy malito de aquí, de aquí!- Dice señalándose la cabeza.

La orientadora sabe que al niño le han derivado a evaluación para medicarle por un diagnóstico de hiperactividad.

Cinco años.

Él nunca saldrá en las noticias. O quizá sí. Quizá de mayor tanto dolor le lleve a hacer alguna tontería que haga daño a otros o a sí mismo, y que servirán para llenar titulares sobre lo mal que están los niños y niñas de hoy en día y el incremento de determinadas patologías.

Sin palabras.

Pepa

7 comentarios a “El horror que no sale en las noticias”

  1. El tema de hiperactividad se ha convertido en un cajón desastre, donde meter todo lo que “no encaja como normal”. El problema es que si yo, que solo soy madre, y no experta, no logro entender en qué consiste, ¿Cómo se lo explicas a un niño de 5 años?. Pero se me ocurre una idea mejor, sobre todo, sobre todo, por favor madre, explícale cuanto le quieres, eso todos lo entienden. Es la parte más dura con la que me enfrento, yo y creo que cualquier madre, que mis hijos piensen que NO les quiero…
    Que grande eres, Pepa.

  2. Que tristeza….Pensar..sentir que tu madre no te quiere porque no te lo mereces..es lo peor que le puede pasar a un niño. Me duele el alma por él y todos los niños del mundo que sufren ese desamor en silencio o a gritos…

  3. Vaya historia, Pepa. Una más de las que tristemente vivimos en los centros escolares.
    Ojala fuéramos capaces de resolver más, pero como humanidad, estamos aún en pañales en cuanto a lo que es ofrecer seguridad y afecto.
    Gracias por compartir.

  4. Triste, sí.
    Entre la hiperactividad… y las altas capacidades, en fin.
    Me gustaría que un día escribieses sobre esto último, Pepa. Gracias.

  5. Me quedo con el gesto de la maestra, el facilitarle el sentirse querido y darle la afectividad correcta a una situación tan triste

  6. Buenos días, Pepa.
    Trabajo como Psicóloga en la Sección de Acogimiento y Adopción en Murcia.
    A través del blog de José Luís, tuve la gran suerte de descubrir el tuyo.
    Sin palabras, dices. Yo digo GRACIAS, con mayúscula, por compartir tus ideas, reflexiones, sentimiento.
    Me ha encantado, GRACIAS.

  7. ¡Qué triste y qué injusto!

Dejar un comentario