Mis 40 según mi hijo

26 abril 2013

Oí que se levantaba y me levanté pero me dijo: “jo, mama, quedamos que es tu cumpleaños y que yo te iba a despertar” Así que le dije “tienes razón, me vuelvo a la cama”. Me hice la dormida. Él me llevó el desayuno a la cama. Un plátano, un sobao y una galleta de chocolate blanco en un plato y una bandeja.

Me lo comí con él y estuvimos un rato abrazados en la cama, antes de que el teléfono empezara a sonar. Y entonces dijo: “esto es lo único malo de los cumpleaños, que el teléfono no para de sonar”. Y yo riendo sin parar pensé para mí “bienvenido al mundo de tu madre, cariño”.

Por la tarde, de vuelta del cole, esta semana han hecho un taller de poesía y tenían que escribir una cada día. Ahí va la de ayer, que hizo como regalo de cumpleaños para mí:

“Mamá, has mejorado mucho.
Te voy a cantar el cumpleaños feliz.
Te quiero”

Y en la cena, me dijo: “El domingo en la fiesta quiero presentar a todos mis amigos y a mis primos. Así que tú los pones en un circulo de esos que sabes hacer tú, como el que hicimos en el cumpleaños de la sierra, y yo los presento”. Ahí es nada, aviso a navegantes.

Impagable. Una bendición, la mayor de muchas que hay en nuestra vida.

Y yo feliz, conmovida y agradecida.

Pepa

5 comentarios a “Mis 40 según mi hijo”

  1. :-) …y como dijo su tío Juan Carlos cuando se lo relaté: “y su mamá derretida”. Pues eso. Biennnnn por José. y Felicidades otra vez, hermanita.
    tiAnna

  2. Que halago más lindo, “mamá has mejorado mucho”. Pepa felicidades! Disfruta tu día. Un abrazo y toda mi admiración.

  3. Muchas Felicidades Pepa¡¡¡ con un poquito de retraso, pero nunca es tarde jjj Espero que sigáis igual de bien que cuando os conocimos, dale muchos recuerdos a Jose y dile que le echo de menos. Un besazo familia¡¡¡
    Vane

  4. Ey, Vane! Mil gracias! Se lo diré ;-) todavía habla de ti cuando ve las fotos de Kenia en nuestro corcho. De ti y de los dos niños de los que se hizo amigo en el viaje.
    Pepa

  5. […] cumplí mis 40 hace tres años hicimos una fiesta grande, de la que hablé ya aqui, y José me preguntó por qué lo celebrábamos tanto, y yo le dije que porque las decenas se […]

Dejar un comentario